Casi desde tiempos inmemoriales existe el dilema de los propietarios: ¿vender o alquilar? Para saber qué nos interesa más, habrá que sopesar las ventajas y desventajas de alquilar tu vivienda. En este artículo encontrarás la información que te hace falta para salir de dudas.

Ventajas y desventajas de alquilar tu vivienda

Sacarle el máximo de rentabilidad a una propiedad es el objetivo de cualquier propietario. Nos referimos a aquellos que están dispuestos a vender o alquilar a corto plazo. Obviamente, todos queremos que, si algún día vendemos o alquilamos, podamos sacar más dinero del que invertimos.

Informarnos sobre cuáles son los pros y contras tanto de vender como de alquilar es la clave. Realizar operaciones de este tipo sin conocer previamente el contexto en el que estamos puede no ser rentable. Además, tenemos que tener en cuenta el contexto en el que estamos. Ahora que los precios han subido, es buen momento para vender.

Desde Solo Ksa, te presentamos las ventajas y desventajas de alquilar tu vivienda. Atención.

Ventajas y desventajas de alquilar tu vivienda

Ventajas

La propiedad del inmueble sigue siendo tuya. Aunque la usabilidad del mismo se transfiere a otra persona mediante contrato, de manera oficial el propietario del inmueble sigues siendo tu. Por eso, valora alquilar, sabiendo que en un futuro podrás recuperar tu vivienda.

Ventajas y desventajas de alquilar tu vivienda

Facilidad de papeleo. Si acudes a tu inmobiliaria de confianza, la gestión general del alquiler no te tomará mucho tiempo.

La opción de vender permanece. Si pasa un tiempo y no te convence el alquiler, siempre estás a tiempo de vender. Esto no pasa a la inversa.

En épocas como la actual, el alquiler gana valor. A más demanda e igual oferta, tienes la posibilidad de sacar más rentabilidad. Y si son épocas normales sacas rentabilidad igual.

La vivienda puede servir de aval. Si estas gestionando otra actividad financiera, esa propiedad puede servirte de aval. Por lo tanto, ya no tienes que buscar otro método para avalarte.

Con inquilinos, la vivienda se desgasta menos. Tener inquilinos supone vivir en esa casa, que se cuidará, limpiará, etc. El paso del tiempo será más lento.

Es un ingreso extra. La renta del alquiler será como un pequeño sobresueldo.

Ventajas y desventajas de alquilar tu vivienda

Desventajas

Los inquilinos. Algunos pueden llegar a ser una fuente de problemas. Con el uso de las inmobiliarias este riesgo se reduce, ya que ellos eligen al inquilino según tus preferencias.

La duración de los contratos. Es posible que la duración del contrato no encaje con tus expectativas de alquiler. Por eso, tienes que informarte bien y tener en cuenta que no podrás romperlo así porque sí, si de repente necesitas la casa.

Como arrendador, eres el responsable de cubrir los desperfectos del inmueble y tendrás que estar pendiente de las necesidades de tus inquilinos.

Ventajas y desventajas de alquilar tu vivienda

El arrendamiento a veces supone la obligación de realizar obras o reformas. Tendrás que mantener una conversación con tus inquilinos y ver si es necesario o no, en función de lo que afecte su estancia en la vivienda.

Se recomienda contratar algún tipo de seguro. Uno del hogar y otro que cubra el posible impago por parte del inquilino.

Como propietario, todavía tienes que hacerte cargo de la cuota de la comunidad y de las derramas provenientes de la misma. Mientras que si vendes, te olvidas de este pago y serán los nuevos propietarios los encargados de pagar.

Conclusiones

Dependiendo de tus necesidades, te interesará más vender o alquilar. Aquí te hemos dejado las ventajas y desventajas de alquilar tu vivienda, por lo que en otro artículo trataremos las ventajas y desventajas de vender tu vivienda.

Desde Solo Ksa esperamos que esta información te sea de utilidad. En nuestra oficina te ofreceremos toda la información referente a estos temas. Además, ante cualquier gestión inmobiliaria que quieras realizar, Solo Ksa es tu inmobiliaria de confianza en Valencia.

No dudes en contactar con nosotros. ¡Estaremos encantados de ayudarte!

Y ya sabes, si te ha gustado el artículo, ¡compártelo!

 

Powered by: Digitaliza


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *